Las bichas

Así se llaman en Andalucía a las serpientes. En la Biblia se narra su intervención en la historia humana, y se proclama su enemistad clooconteon la mujer. Posteriormente pronostica que una mujer le aplastará la cabeza. Desde ahí hasta ahora, cientos de historias supersticiosas. Las bichas succionan la leche de las mujeres y les dejan un cerco negro en el pezón. También chupaCABEZA-MEDUSA_IECIMA20121031_0034_7n en las ubres de la vacas la leche. Las serpientes no pueden succionar, porque su anatomía bucal no está adaptada para eso. Sí que engullen a los pajaritos en sus nidos. Me informan del encuentro de una bicha en una librería doméstica (bicha intelectualis), o en un cajón de los calzoncillos (bicha eróticus) de un armario.
En “Cien años de soledad”, Gabriel García Márquez en su hiperrealismo mágico, narra que serpiente sin ojosen el dormitorio de unos niños, una criada espantaba con voces y golpes ruidosos a las serpientes. William Ospina, magnífico escritor colombiano, tiene una novela, de una serie de tres, que titula “La serpiente sin ojos”. Literatura y superstición que no cesa.

Anuncios

Acerca de republicadecuartillo

Soy de Jerez y me interesa todo lo humano y todo lo divino
Esta entrada fue publicada en Grecia, Jerez de la Frontera, La Vega 12, República de Cuartillo, Sin categoría, William Ospina y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s