De proletario a propietario

A lo largo de la historia se ha pasado de tener un hogar, a tener a una vivienda y a tener derecho a un alojamiento. En Jerez las infraviviendas, insalubres, deficitaria en sanitarios, con grietas, atascos, están habitadas por personas mayores, de escasos recursos y por jovencísimas parejas.

La mayoría de las familias humildes están alojadas en viviendas impersonales, masificadas, favorecedoras del individualismo. Me produce horror el bloque llamado “Titanic”; el llamado “Puerto 2”. Me avergüenzo de los diseñadores de los alojamientos de la barriada San Juan de Dios. Todas ellas habitada por creadores de riqueza, gente sencilla, trabajadora y honrada.

En la historia de Jerez se puede comprobar, a través de los libros de las rentas de los alquileres de las capellanías vacantes, la gran cantidad de familias que no eran propietarias de las viviendas. En todos los barrios de esta muy noble y leal ciudad, la burguesía y la iglesia católica, habían invertido y heredado viviendas alquiladas, con las rentas de las cuales vivían. Ahora el excedente de capital se ha invertido en la compra de viviendas, no para alquilarlas, sino como inversión más rentable que la bolsa o la imposición a plazo.

El interés de referencia (mibor y euromibor) ha subido en estos últimos años hasta un 3 % anual, y el precio de la vivienda nueva y usada, ha subido hasta un dieciocho por ciento anual. Es un negocio comprar una vivienda sujeta a hipoteca, y al cabo de los años, la cantidad aportada en las mensualidades, con la venta de la vivienda y subrogación de la hipoteca, se ha multiplicado por cien.

El “Plan de Ordenación Territorial de Andalucía”, en su artículo 45, prohíbe la construcción de viviendas más allá del crecimiento del 30% de la población, y del incremento del 40 % del suelo urbanizable existente. El POTA era el argumento para disminuir el crecimiento excesivo de la construcción de viviendas, pero estos días la Junta de Andalucía ha aceptado que a los municipios con menos de 10.000 habitantes se les flexibilice. O sea al 57 % de los municipios. Y por encima del, aún non-nato, PGOU se habla de una reserva de miles de metros por si hace falta para construir mas viviendas en Jerez. Por mucho que leo y escucho, no logro comprender cual es el objetivo del POTA.

¿Se resuelve el problema con la construcción de más o menos miles de viviendas? Creo que no, porque en Jerez hay viviendas de sobra. Hay más de diez mil vacías.

El problema de la vivienda lo apuntaba Federico Engels, compañero de Carlos Marx, en su libro “La situación de la clase obrera en Inglaterra” y en “El problema de la vivienda”. En 1845 estableció una fuerte polémica con Proudhon, éste de tendencia anarquista. Lo importante es que existía debate público, y distintos puntos de vista.

La cultura dominante ha sustituido el pensamiento social por el consumismo individualista. Ya no hay ni debate ni poesía. Casi todo lo que toca el urbanismo es prosaico y esnobista.

No es fácil la solución. Ahora el Plan General de Ordenación Urbanística de Jerez está expuesto a las aportaciones de los ciudadanos. La Ley obliga a solicitar la aportación ciudadana, porque el “derecho a la ciudad” es de todos.

 

 

Anuncios

Acerca de republicadecuartillo

Soy de Jerez y me interesa todo lo humano y todo lo divino
Esta entrada fue publicada en Asociaciones de vecinos, economía, Jerez de la Frontera, urbanismo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s